02 de setembre 2015

Fra Roig i Jalpí i l'ermita de Santa Cristina al segle XVII

El frare de l'Orde del Mínims,el blanenc Joan Gaspar Roig i Jalpí, va ser un controvertit historiador del segle XVII, conegut especialment per l'obra Llibre dels feyts d'armes de Catalunya i signar amb el nom de Bernat Boades. Aquest llibre tracta de passar per un veritable llibre històric sobre el segle XV, i Roig i Jalpí el dóna tal credibilitat que durant segles se ha considerat aquest treball com a cert, quan en realitat és una falsificació històrica.

També, a part d'altres obres, el frare Roig i Jalpí va escriure Resumen historial de las grandezas y antigüedades de la ciudad de Gerona (1) l'any 1678. En aquesta obra, però, les dades històriques contrastades es barregen amb les llegendes i falses creences. Així, trobem "La Villa de Lloret es la antigua Loryma, que fundaron los Lorymeos, que vivieron con Hercúles el Líbico, y Magno a España, (...)(plana 473) i en un altre passatge, sobre la consagració de l'església de Sant Romà el 1079: "Fue nuestro Pontifice (Berenguer Guifré, bisbe de Girona) diligentisimo en visitar su Obispado, y en consagrar las iglesias que se erigian de nuevo: y allí hallamos en autos de consagraciones, que el año 1079, consagró la del lugar de Lloret, que hoy  es Villa, y antiguamente era Ciudad, y se llamaba Loryma, a honor de San Roman martyr, Discipulo de Sant Felix Doctor, y Apostol de Gerona, y la dotó con los diezmos, primicias, oblaciones y ofrendas de los fieles"(plana 176)


I trobem en aquest llibre un esment a l'ermita de "Santa Cristina de Lloret, Imagen milagrosa prodigiosamente hallada; (...)(plana 524), el que ens orienta en que la llegenda sobre la troballa de la talla amb la imatge de Santa Cristina ja era coneguda al segle XVII.



Fra Roig i Jalpí coneixia l'entorn de Santa Cristina, fins el punt que va considerar  suggerir ubicar-hi un monestir de la seva orde a Lloret. Gràcies a la descoberta de tres cartes inèdites en sabem de les intencions d'aquest estudiós respecte a l'ermita lloretenca. Així, en una d'aquestes cartes, dirigida al Vicecanceller d' Aragó, parla sobre les  reparacions  necessàries del convent de Girona, destruït pel setge francès, i alhora proposa la  fundació d'un noviciat  de l'orde dels Mínims a l'ermita de Santa Cristina. Era l'abril de 1670.

""Proposición del P. fr. Juan Gaspar Roig y Jalpí Letor Jubilado y Padre de la Provincia de Cataluña del Orden de los Mínimos de nuestro glorioso RS.Francisco de Paula, al Excmo. Señr Don Cristóbal Crespí de Valldaura Vicecanciller del Supremo de Aragón, otro de los Señores de la junta de la Monarchía etc."

Excmo. Señor. El Conbento de los Mínimos de nuestro glorioso P.S.Francisco de Paula de la Ciudad de Gerona en el Principado de Cathaluna, por ocasión del contagio y del sitio del francès, que padeció aquella Ciudad ha venido a mucha ruina y necesidad; (...)

Otrosí propongo a V.Excia., que entre las villas de Blanes y Lloret, que dista la una de la otra tres quartos de camino hai una hermita a invocación de Santa Christina, en que hai Iglesia y casa harto capaz, y una torre para su defensa con alguna tierra para labrar y su poco de viña, y esta sita la hermita sobre unos riscos a la orilla del mar, y es en todos tiempos mui frecuentada. Como nos falta el insigne convento de Perpiñán y aquella hermita esta en puesto apto y qual conviene para la buena educación de los novicios (cosa la más esencial al buen estado de la Religión) pues está fuera de poblado y apartada de los bulliciós que en poblaciones suele aver, entre dos villas grandes, que pueden fácilmente sustentar a los Religiosos, y a orillas del mar, que es lo más importante para nuestra vida cuaresmal, que nos obliga estando con salud a no comer carne, leche, manteca, ni huevos, ni cosa alguna compuesta con alguna de estas, con pena de culpa mortal, primero con mi Superior, suplico a V.Excia, que para bien de la Religión y Servicio de Nuestro Señor, sea de su servicio fomentar esta fundación y dar la mano para la consecución de este desseo tan pío, que ya tengo yo en Cathaluna persona que me ha prometido una buena partida de dinero para el dia que se haga esta fundación y Dios Nuestro Señor despertará el coraçón de otros devotos, como lo espero de su divina Magd., si se sirve de este mi desseo, y si no que lo estorve su Magd. divina.

 La hermita està en el termino de Lloret y es de dicha villa de Lloret, de suerte que los Jurados de la villa son los Patronos de dicha hermita; el Cabildo de la Santa Iglesia de Gerona es señor de dicha villa por compra que de ella hizo al Señor Marqués de Aytona, que Dios haia, y assí para conseguir esta fundación se ha de impetrar licencia de dicho Cabildo y se ha de procurar recabar con los Jurados que den la hermita, y para uno y para otro es necessario medio poderoso, que obre con desseos y animo de hazer esse bien a la Religión, y assí, Senor, me valgo de V.Excia. como a tan pío y devoto de nuestro P. San Francisco de Paula. Quien en esto nos puede hazer mucho bien, y mucho mal es el Capíscol Antonio Ros dignidad y Canónigo de la S.Iglesia de Gerona, el qual es natural de aquella villa y hermano del Retor o cura de ella, y tiene mano con algunos de los Capitulares. Yo he conferido algunas veces, tiempo ha, esta materia, con alguna dissimulación y como con ella no respondiesse bien ni mal, no quise empeñiarme mas que no fuesse con medio poderoso, y assí procuraré ver si lo ballaré mientras estoi en esta Corte. Esto es, Señor, lo que se me ofrece suplicar a V.Excia. a quien nuestro Señor conceda muchos años de vida con espirituales y temporales felicidades, como este su humilde Capellàn de V.Excia. todos los días en sus sacrificios y oraciones liumilmente le suplica.

 B.L.M. deV. Excia. su affmo Capellàn y servidor, fr. Juan Gaspar Roig y Jalpí. "(2)